¿Cómo sazono mi vida sexual?

Me llegó por mail una carta que transcribiré con autorización del remitente y que contestaré en este espacio:

Querida Pito:

La rutina se ha apoderado de mi cama. Ayuda, aconsejame o mejor dicho aconsejanos. Sera que me cansé de hacerlo dentro de las mismas 4 paredes de siempre y en la misma cama, o será que no encuentro nada nuevo en el kamasutra ni en las pornos. [edito esta parte para proteger la identidad del abajo firmante]

Frustación e impotencia son los estados mentales que no he podido superar por este desfase o brecha sexual. Se suponía que este segundo feriado serían 4 días de placer intenso, pasión desenfrenada y lujuria -como ha sido característico-. En realidad, han sido 3 días de sorpresas desagradables y eso que aun no termina la semana. Hasta empece a albergar la posibilidad de que tal vez sea “yo” el problema. Si bien es cierto que quiza sean situaciones o problemas del día a día que no logro encasillar para estar con la mente en blanco a la hora del té, tambien es cierto que me han hecho todo lo posible para relajarme… y nada.

¿Qué tan viable seria un “trío” para una pareja¿ ¡¿Son mayores los beneficios que los perjuicios?! ¡¿Es al revés?!
¡¿Y si despejo “mis dudas” con alguien más para hacer el descarte?! ¡¿Es buena idea?!
¿Qué me aconsejas en estos casos?… Tal vez sería buena idea que le consultes a Esotéricca. Quien quita que las dos tengan razón.

Abrazos

Un lector

La cuestión de la rutina sexual es casi inevitable. Al convivir, la pareja llega a conocerse tanto que ya no hay sorpresas. Los problemas financieros, con los hijos, familia y más asuntos derivados se van volviendo prioritarios. Y las mujeres solemos poner emociones a todo, si hay mucha deuda, baja la libido, si los niños traen malas calificaciones, baja la líbido… en fin, todas aquellas cosillas que constituyen el diario vivir afectan la respuesta sexual femenina.

En cuanto a la intromisión de una tercera persona, aquello complica terriblemente la situación. Si mi marido estable me pide invitar a una amiga a la cama, no dudaría en pedirle el divorcio, soy muy cerrada ante esas sugerencias. Y nunca me iría a la cama con dos hombres a la vez, no sé si sea mojigatería, no lo haría nunca. Los peligros de un trío se pueden sintetizar:

  1. las altas emociones que se generan en un trio comparadas con la relación 1 a 1 harán que éstas se vuelvan más aburridas aún.
  2. el ver a nuestra pareja besar a otra persona puede resultar perturbador, y aquellas escenas pueden deteriorar la relación de forma rotunda.
  3. la tercera persona puede -voluntaria o involuntariamente- involucrar sentimientos con uno de los miembros de la pareja estable, haciendole daño a la relación.
  4. hacerlo de forma externa (con dos amigas o amigos que nada tengan que ver con el matrimonio), puede acarrear los mismos peligros que el primer punto.
  5. insistir en pedirle a la pareja formal en formar un trio va en desmedro de su autoestima. La mujer puede sentir que ella sola ya no es suficiente para encender a su marido, causando reacciones imprevistas, como depresiones, celos y discusiones.

42-18030411

Para sacar al matrimonio de aquella sequía sexual, recomiendo:

  1. Descarten problemas de salud física, emocional o mental. Algún desorden físico, stress, ansiedad… que sea motivo de la baja de la respuesta erótica de tu pareja.
  2. Conversarlo con mucho tino. La comunicación es primordial en la pareja. Quien quita y tu pareja es más abierta que yo y te sugiere una fiesta swinger.
  3. La reconquista puede ser emocionante. Y no es exclusiva del hombre. Mujer, envíale mensajes eróticos al celular en un momento que sabes es inusual, que sabes está en una reunión de negocios. Los hombres solo piensan en sexo, todo el día, aunque finjan estar hablando de impuestos y la repercusión de la crisis económica mundial. Espéralo sin ropa interior y déjate ver “al descuido”. Y tú, llévale flores, una serenata, un peluche. Las mujeres somos mounstruos insaciables hambrientas de detalles empalagosos.
  4. Cambiar de escenario. Hay montones de moteles en las afuera de la ciudad donde alejarse del griterío infantil y generar otro tipo de “gritos”
  5. Jugar a los “roles”. Se encuentran en un restaurante, fingen que se acaban de conocer, juegan bajo la mesa. Incluso pueden disfrazarse para tal efecto. ¡Es efectivo!
  6. Ya que hablamos de juegos, juguetes sexuales. Me fascinan. Hay aros para el pene que acrecientan las sensaciones, con un pequeño vibrador adosado que estimula tanto el clítoris como el glande. ¡Debo probarlo! Lociones, esencias, lencería, bondage, algo de sado… mmm… Una visita a un sexshop puede darle un nuevo aire a un matrimonio cansado.

Espero que mis consejos sirvan de ayuda. Olvidate de trios y cosas raras. Entre dos y con amor, el sexo es fabuloso.

About the Author

Escribir es un placer casi sexual. En los blogs desde noviembre de 2006. Autora de Las técnicas de Pitonizza para hacer el Amor y Cuentos de Amor y Sexo. Pitonizza escribe también en Pitonizza punto com

One Response to “ ¿Cómo sazono mi vida sexual? ”

  1. En cuanto a los tríos… por eso los tríos se hacen con reglas: no amigas/os de ninguno, no besos en la boca, preguntar siempre, ciertas posiciones serán exclusivas de la pareja y cosas así

Deja un comentario.

Comentarios irrespetuosos o fuera de lugar no verán la luz del sol

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

You can use these XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>