Capítulo 2: Mi parejo {1/3}

Como dije antes, mi antiguo novio se convirtió en esposo, pero no me gusta llamarlo así, luego ya verán las razones, así que voy a tomar prestada la palabra que usa Pitonizza para referirse a aquel compañerito que tengo por pareja pero de sexo masculino, es decir, mi parejo.

Fuimos compañeros de clase en la universidad, aunque él es mayor a mi con cuatro años, al principio me caía mal porque se auto-aislaba dándose aires de importante, hasta que en un carnaval que fuimos a celebrarlo en la finca de otro compañero él se ofreció pasar a recogernos en su auto a mi mejor amiga y a mi, al principio me pareció extraño pero durante el camino la situación mejoró. Recuerdo que pidió que me sentara adelante y mi amiga atrás, el auto era relativamente estrecho lo que daba cierto aire de intimidad. Llegamos a la finca y luego del respectivo baño forzado empezamos a hacer grupos más pequeños para tomar cerveza y conversar. Nos apartamos de todos y nos embutimos tres cervezas cada uno, nos pusimos alegres y sentimentales, románticos y poetas, él me mostró su lado más profundo que era totalmente diferente al que yo me imaginaba. Nuestra ropa aún no terminaba de secarse del todo por lo que él aprovechaba para clavarme su mirada en mi blusa blanca aún húmeda que dejaba ver un ligero sostén y debajo un par de manchas abultadas con sus respectivos pezones que marcaban la tela húmeda. Al principio me incomodaba que esté morboseando, pero luego -quizás por la cerveza o quizás por el ambiente- me sentía halagada, me sentía más mujer, así que empecé a “jugar”, a coquetear sin que se diera cuenta.

Esa tarde nos dimos el primer beso, nunca imaginé lo que vendría después en mi vida. Siendo él muy aventado se lanzó a acariciarme, primero las mejillas, luego bajó por mi cuello hasta que se estacionó en mi pecho, aún no me explico por qué no lo detuve pues en ese momento se sentía tan bien. No seguimos más adelante porque era tarde, yo debía regresar a casa y además el resto del grupo ya nos llamaba.

Esa noche en mi cama, aún con mi cabeza dando vueltas, repasé mentalmente lo experimentado, instintivamente mis manos empezaron a recorrer los mismos sitios que hace horas lo hicieran las manos de él, seguí la misma ruta y aunque no conseguí la misma sensación si podría decir que mi piel empezó a erizarse y a pedir más. Era una experiencia rara, en medio del sueño, el rezago del alcohol y las ansias de sentir estuve frotándome la punta de mis pezones, hasta que me quedé dormida.

Después de dos semanas seguidas de salir con mi parejo, me invitó a ver una película en su casa… pero eso pertenece a la siguiente entrega…

About the Author

Escribir es un placer casi sexual. En los blogs desde noviembre de 2006. Autora de Las técnicas de Pitonizza para hacer el Amor y Cuentos de Amor y Sexo. Pitonizza escribe también en Pitonizza punto com

2 Responses to “ Capítulo 2: Mi parejo {1/3} ”

  1. Me Gusto este cuento. Mis saludos a la autora.

  2. darth: Gracias por tus saludos, pásale cuando quieras…

Deja un comentario.

Comentarios irrespetuosos o fuera de lugar no verán la luz del sol

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

You can use these XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>