Capítulo 4: Mi parejo {2/3}

– El viernes mis papás se irán a la finca de mis abuelitos -me dijo.
– Ajá -respondí
– Conseguí “Crash” y tendremos la casa entera para nosotros solos.

Esa última frase hizo que se me enciendan las pupilas y que le clave una mirada mitad interrogadora y mitad insinuante. Era una oportunidad demasiado grande como para dejarla pasar, habíamos estado jugando a tocarnos y acariciarnos, nuestros cuerpos pedían mas, pero recién después de quince días teníamos la mesa servida. Fue fácil inventar un pretexto para salir de mi casa: un cumpleaños típico de viernes por la tarde con extensión a la noche. Pasó a recogerme a una cuadra de mi casa, fuimos a la suya, pero no llegamos a aguantarnos a los 5 minutos de la película. Apartamos el tazón de canguil junto a nuestras primeras ropas, era como estar ebria sin haber bebido, mi cabeza daba vueltas y me encantaba, hubiera querido que vaya más despacio pero ardíamos en fiebre de pasión.

En ese momento ya tenía mis dudas, propias de toda mujer que quiere asegurarse de no cometer errores, buscaba en sus pupilas cierta verdad que me lleve a la tranquilidad, pero su escasa ternura confirmaba mi instinto; sin embargo era demasiado tarde para dar un paso hacia atrás, lo que menos quería era de que piense que soy una calentona, así que me enduré y me dispuse a disfrutar sabiendo lo que sabía.

Besé y mordí suavemente sus tetillas (me encanta hacerle eso a un hombre), bajé hasta su ombligo, y luego de hundir mi lengua en ese agujero me lancé a lo que era obvio y esperado por él. En ese entonces no estaba tan habituada así que tuve algo de repulsión pero todo fue pasando de forma natural. Él aprovechaba para explorar mis senos los cuales saltaron como resortes al ser liberados, siguió bajando y explorando hasta que encontró mi humedad.

Penetrar. (Del lat. penetrāre). Dicho de un cuerpo: Introducirse en otro.

En ese momento no tenía el diccionario enfrente, pero podía dar una definición mas detallada de ese verbo, sintiendo que tu trozo de carne me inundaba, y que con cada movimiento mi cuerpo pedía mas. El final no fue precisamente perfecto ni mucho menos, él despidió todos los líquidos dentro de mi cuando yo recién estaba a la mitad de camino. Besos forzados y palabras sueltas que podrían estar o no estar, daba lo mismo. No hubo otro intento, era mucha física para tan poca química, era desgastar algo que ya estaba gastado. Me poseyó, eso era lo que importaba; lo disfruté en parte, eso era lo que yo buscaba.

Mi fiesta de cumpleaños de viernes por la tarde terminó temprano.

Mi vida de madre empezó más temprano aún, empezó esa tarde aunque me di cuenta dos meses después. Los llantos, reuniones de nuestros padres y consejos de media humanidad no van a describirse aquí porque en el fondo son los mismos que les ocurre a cientos de parejas. Nos casamos para mediados de año, tratando de tapar el sol con un dedo, algo que todavía seguimos haciéndolo siendo tan necios después de todo.

A ese paso y bajo esas circunstancias era de suponer que este simulacro de pareja tenía sus días contados, pero la lógica se vuelve contra la razón cuando hay más tela que cortar, motivos por los cuales quisiera seguirme desnudando, ¿me acompañarán hasta el final?

P.D. Me he tomado en serio esto del blog, ya estoy aprendiendo algo de HTML y espero tener algún regalito para el próximo capítulo. Sus comentarios animan porque no quisiera pensar que estoy sola hablando a una pared.

About the Author

Escribir es un placer casi sexual. En los blogs desde noviembre de 2006. Autora de Las técnicas de Pitonizza para hacer el Amor y Cuentos de Amor y Sexo. Pitonizza escribe también en Pitonizza punto com

3 Responses to “ Capítulo 4: Mi parejo {2/3} ”

  1. mmmm.. muy lindo post mi querida Afrodita, y que bien que te tomes en serio esto del blog… A aprender HTML se ha dicho!!! La responsabilidad ahora es suya, yo ando desecha y escribiendo babosadas de desamor…

  2. pitonizza: aunque estés desecha, pronto te recuperarás. Estoy aprendiendo muchos trucos de HTML, ya verás mis avances…

  3. Muy buena descripción, Felicidades 🙂 Y por cierto, siempre abrá alguien que lea, SIEMPRE

Deja un comentario.

Comentarios irrespetuosos o fuera de lugar no verán la luz del sol

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

You can use these XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>