Encuentros

Encuentros de algo que está ahí presente.
Encuentros…
de todos los que tuvimos el último fue el más candente
donde dejó de importarnos el lugar y la situación
hubo instante de ternura, excitación y dudas en que sí
era correcto que sucediera de esta manera.
Era una despedida q no se podía evitar ni postergar
sabíamos que podía ser la última vez, o el comienzo
de diversos encuentros..todo comenzo cuando dijiste que ibas al
cuarto de atrás para verlo por última vez lo tome como una señal
y fui detrás de tí, cuando llegue a la puerta te observe de espaldas
te rodeé arrinconandote contra una vitrina, dejando los miedos
y las preguntas nos enlazamos en profundos y prolongados besos
mis manos recorrían tu cintura y mis labios bajaron al escote de tu blusa
bese tu pecho y golpearon la puerta en ese momento existió una pausa
ibas a salir pero te detuviste
te abracé desde atrás y sentí tu cuerpo mas cerca volví a besarte.
la llamada a la puerta fue como extintor, por suerte y olvido tuvimos q regresar
a la oficina con la ventaja que no hubiera nadie fuera retomamos las caricias y los besos
mis manos recorrieron tu cintura y mis labios bajaron más alla de tu escote
la excitación era tal que empezaban a escucharse los primeros jadeos
mis manos bordeaban tus senos que se endurecían y tu rostro enrojecia no aguantamos más
y dejamos caer prendas contemplando tu desnudez y saboreando tu sudor baje a tu entre pierna
donde mi boca exploro y saboreó; tu cintura empezo a ir en un vaiven a mi ritmo
tus gemidos y tus manos sobre mi cabello al ritmo del movimiento..
llegamos al escritorio donde te recostaste alistando tu sexo para cada embestida
que te sonrojaba las mejillas cada uno mencionando nuestros nombres con deseo y emoción
tu piel desnuda debajo de la mia, y tus piernas enlazadas en mi cadera apretando más nuestra
unión el sudor recorria nuestros cuerpos los sonidos eran mas intensos al igual que tu brillo
quisiste cambiar de posición y ahora eras tú la que dominaba los movimientos tus caderas
subían y bajaban a ritmo lento en ratos ibas y venías
mis dedos fueron a tus labios bordeandolos sintiendo tu lengua en ellos te recostaste y senti tus
senos sobre mi pecho tan tibios tan suaves mi boca se apoderó de ellos lanzando quejidos
fuiste calmando las ganas de sentirnos la piel.

About the Author

Contribuyente invitado de Eroticcas. Envía tú también tu cuento de amor y sexo.

Deja un comentario.

Comentarios irrespetuosos o fuera de lugar no verán la luz del sol

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

You can use these XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>