Salomé, una blogger desvergonzada

Salome es una mujer como cualquiera. Ella dice no ser una cualquiera. Yo le creo. Y entiendo que trate de aclararlo a toda costa, pues para muchos, escribir en un blog las fantasías y aventuras sexuales es sinónimo de libertinaje y garantía de sexo sin compromisos. Me costó mucho trabajo convencer a esta niña a ser entrevistada para Eroticcas. Solo después de muchas charlas, conquisté su confianza, le demostré que soy una mujer, que no tengo oscuras intenciones, y que no haría nada más que colocar su link y la entrevista, tal cual.

Veamos que tiene que decirnos esta desconfiada criatura.

Descubrí tu blog de forma accidentada, al parecer quieres permanecer en total anonimato, y me parece fantástico, dado el carácter íntimo que le has dado a tu blog. Te agradezco hayas aceptado concederme esta entrevista.

Eres muy dura con la intromisión ajena en tu blog. Parafraseando uno de tus posts, dices “Ante posibles irrupciones de personas que juzgan a los demás, no permitiré comentarios en mi blog. Cualquier cosa envienme un mail. Aunque tengo la certeza de que a nadie debe interesarle mi vida.”

Es paradójico. ¿Por qué dices “envienme un mail” e inmediatamente asumes que a nadie debe interesarle tu vida?

Soy muy paranóica con esto del blogging. He conocido casos de personas cuyo blog les ha perjudicado en su trabajo, lugar de estudio, familia. Quiero mantener esto completamente alejado de mi vida real. El mail que puse en el blog es solo para el blog, el messenger que te di para esta conversación, solo es para personas que he conocido a traves del blog, son muy pocas por cierto, pues no confío en este mundo virtual.

Muy sabio de tu parte. Además, escribes desvergonzadamente lo que haces.

Debe ser patológico. Es una necesidad desahogarme, pero no tengo amigas. Nadie comprendería algunas cosas que he escrito, todas son ciertas, seguro me lloverían piedras, me abandonarían, me hecharian de mi trabajo.

Te comprendo. ¿Por qué escribirlo entonces?

Ya te dije, es una enfermedad. Pero no quiero que me afecte, por eso no pongo referencias de donde encontrarme, no cito lugares, nombres, incluso, no permito comentarios en mi blog.

Justamente a eso iba mi siguiente pregunta. El formato blog generalmente permite que los lectores interactuen con el autor del blog, pero tú no admites comentarios. ¿Podrías hablarnos más sobre tus razones?

Esa interacción podría hacerme perder el control y soltar la lengua. Podrían calificarme de zorra, o hacerme propuestas. El mail es para quien realmente quiera contactarse conmigo, lo reviso muy de vez en cuando, y cuando leo proposiciones o malinterpretaciones a mis palabras, como si yo fuera una ramera online, simplemente bloqueo esa dirección email. Simplemente me sincero en mi blog para luego releerlo y entenderme a mi misma.

¿Sabías que es posible que tu blog esté accesible solo para ti?

No! No lo sabía, enseñame como, tú sabes.

Es muy fácil, pero en todo caso, ¿por qué poner un mail?
¡No lo sé! Ya me hiciste bolas… me siento interrogada.

Perdona, no es mi intención. Me identifiqué contigo, tenemos muchas similitudes, yo tengo una hija, estoy sola, y detesto ser juzgada.

Eso es lo que yo también detesto. Que no entiendan lo que yo siento, mis sentimientos son tan confusos que a veces yo tampoco logro entenderme. Y he recurrido a cosas feas, ha hecho cosas malas, no soy una mujer buena.

En la mayor parte de tus artículos lo dices. ¡No debe ser cierto! El que cries a un hijo te hace humana y buena. Las madres siempre son buenas, generalmente lo son.

Gracias Pitonizza.

Gracias Salomé. Gracias por permitirme esta irrupción en tu vida.

No solo yo me he sentido así, como ratón de laboratorio, estudiada, analizada por algunos que se creen con derecho de sicoanalizarnos de forma gratuita. Que porque escribamos en Internet estamos aceptando implicitamente ser objeto de juicios de valor. Que nos crean putas por contar cosas en un blog. Todas hacen sus puterias. Solo pocas nos atrevemos a postearlo.

About the Author

Escribir es un placer casi sexual. En los blogs desde noviembre de 2006. Autora de Las técnicas de Pitonizza para hacer el Amor y Cuentos de Amor y Sexo. Pitonizza escribe también en Pitonizza punto com

2 Responses to “ Salomé, una blogger desvergonzada ”

  1. muy buena la entrevista y las admiro por el valor q tiene en postear las cosas sin ningun tipo de censura

  2. UNA MUJER EN TODO EL SENTIDO DE LA PALABRA DE LIBRE PENSAMIENTO Y SIN TABUES.

Deja un comentario.

Comentarios irrespetuosos o fuera de lugar no verán la luz del sol

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

You can use these XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>