La obsesión masculina por las boobies

Moví este post de Pitonizza punto com ya que el puritanismo de Adsense así lo exige.

La fijación de un hombre por las tetas comienza muy temprano, apenas abren los ojos a la vida. Lo comprobé con mi sobrino de 5 meses. Me saqué la blusa en su presencia, y se quedó embelezado mirando mis redondeces. No tienen leche, están secas. Pero el niño las veía hambriento. Me acerqué a él. Con sus manitas agarró mis pezones como acariciandolos, y se quedó quieto. Sus ojos bizquearon al analizar cada milimetro cuadrado de piel. Mi instinto maternal quiso acercalo más a mí para que succionara, pero se llenaría de gases, pues como dije, mis glandulas mamarias no producen ya nada.

Las tetas nos dan poder sobre los hombres. Desde que nacen, saben que una mujer tiene el mando, que su vida depende de esos senos rebosantes de vida. Y nunca lo olvidarán, pues aunque tengan 5 meses, 23 años o 78, siempre que vean un par de tetas, empezarán a salivar de más.


Afrodita A demostró que una teta puede también ser un arma letal

Sabrina podía tener poco o nada en su cabeza, sin embargo trascendió por sus enormes e inquietas tetas.

Las que no fuimos dotadas de tales enormidades, ¿nos deberíamos sentir menos? Desde que di de lactar, le encontré significado a las mías, además, la naturaleza me premió, pues la lactancia las hizo más grandes, siguen en su lugar anatómicamente original. A esas mujeres que se niegan a dar de lactar por miedo a “que se les caigan” les digo, somos mamíferos, ni los animales se niegan a dar de lactar a sus crias.

Mis tetas siguen ahi mismo, erguidas, tras 3 años de lactancia materna

Una vez terminado el periodo de lactancia, llega un prolongado periodo de diversión y entretenimiento mamario, que ellos suelen agracecer acurrucandose en nuestro pecho. Todos sucumben y pierden sus ojos en un escote atrevido. Al abrazarnos, se nota claramente su “entusiasmo” cuando nos sienten aplastarnos contra ellos. Son iguales. Todos los hombres tienen esta fijación. Todos.

About the Author

Escribir es un placer casi sexual. En los blogs desde noviembre de 2006. Autora de Las técnicas de Pitonizza para hacer el Amor y Cuentos de Amor y Sexo. Pitonizza escribe también en Pitonizza punto com

2 Responses to “ La obsesión masculina por las boobies ”

  1. Muy cierto todo lo que dices, a través de todos mis estados sentimentales/civiles siempre he podido apreciar unas tetas al pasar, pero algo que no entiendo es por qué a algo tan hermoso y cuasi divino como unas tetas, les ponen nombres tan horrorosos como:
    – las boobies (#fail)
    – las chichis (#epicfail)
    – los chiches (seria incapaz de apreciar un buen par de tetas que se llamen asi)
    – los pechos/ senos, puedo apreciarlos pero con desconfianza

    en serio, por qué no solo les dicen tetas?, eso hermoso que todos los hombres amamos y admiramos…

    salud!

  2. Coincido contigo en lostres primeros puntos, nombres horrorosos, pero para mi tambien lo es tetas… Me suena vulgar, o tal vez solo sea que no estoy acostumbrada a que en el lugar donde vivo lo digan mucho. En si, por donde voy escucho “pechos esto, pechos aquello”, alguna rara vez chichi y otra mas rara, teta… y de verdad que me suenan raro y feo. Como te digo, tal vez no estoy acostumbrada.
    Y con seno, bueno, en internet lo dicen mucho, ponen eso en todos lados, asi que es el segundo termino al que estoy acostumbrada, y que no me suena vulgar.
    Boobies no suena vulgar para nada, pero es… Horrible, raro, parece mas a como un niño de 3 años las llamaria, suena infantil xD

Deja un comentario.

Comentarios irrespetuosos o fuera de lugar no verán la luz del sol

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

You can use these XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>