Soñando con ella

A punto de dormir, ya envuelto en un incipiente sopor, la siento subirse a horcajadas en mi… como suele hacerlo, baja su torso, poniendo sus dulces pezones en mi rostro aspero, que evito rozar con aquella suavidad de la piel de sus senos, para no lastimarla siquiera. Busco sus cónicos pezones y los saboreo lentamente, mientras ella inicia un ritmico movimiento de caderas sobre mí. Empiezo a despertar, me vuelvo de fierro, mi pene le rinde pleitesía a tanta belleza, poniendose erecto, levantandose ante ella. La tomo de la cintura y la levanto, ella es tan frágil, delicada, suave, liviana como una pluma, la levanto con mis manos acomodandola, de manera que su cuerpo se conecte al mio. Sentirme entrar en ella es glorioso, ella me recibe ardiendo como una llamarada, todo su cuerpo volátil hierve mientras la penetro. Sus movimientos hacen que sus senos como mandarinas dulces se mezan, visión que me excita, haciendome crecer aún más dentro de su caverna hirviente. Ella, jugosa, se contonea, sus labios enrojecen, al igual que sus mejillas, un rubor natural que ningún maquillaje podría igualar, sus ojos brillantes parecen iluminar la habitación. Tomo sus senos entre mis manos, son del tamaño ideal, los tomo y los acaricio mientras ella gime, jadea como un animalillo herido, sin embargo sus quejidos son muestras de placer y gozo.

Su pelo negro azabache, liso, largo y aromático parece ondas que se extienden por toda la habitación. Y sus piernas interminables, de muslos torneados, firmes y suaves serpentean, aferrandose a mi. La pongo en la cama, quiero tener la dicha de ver su vientre, de beber de su vagina, de sentirla estremecerse a cada avance. Su cintura parece irreal, es tan frágil como reloj de arena, temo hacerle daño. Ella me mira, y yo la amo. Cuando tropiezo con su mirada, la amo más. Y cuando grita mi nombre al unísono que su pelvis vibra con el orgasmo que le he regalado, la amo más y más. sexo_oral

Me queda solo recordar esos momentos, pues ella está muy lejos ahora, solo tengo su voz y una foto de sus ojos, pues su cuerpo desnudo ya lo tengo grabado en mi memoria, y con eso es suficiente para tenerla siempre presente, hasta  que nos volvamos a reencontrar.

About the Author

Escribir es un placer casi sexual. En los blogs desde noviembre de 2006. Autora de Las técnicas de Pitonizza para hacer el Amor y Cuentos de Amor y Sexo. Pitonizza escribe también en Pitonizza punto com

One Response to “ Soñando con ella ”

  1. Yo también soñé contigo. ¡Te extraño mucho! Y no ha pasado ni la mitad del tiempo… no sé si pueda soportar la distancia, es horrible sin ti.

Deja un comentario.

Comentarios irrespetuosos o fuera de lugar no verán la luz del sol

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

You can use these XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>