Vacío

Existe un dicho popular que versa: -“nadie sabe lo que tiene, hasta que lo ve perdido”-. Qué palabras más sabias y que dura la lección que en carne propia enseñan.

Por un instante estábamos tan pero tan cerca y ahora tan solo podemos hilvanar una breve conversación epistolar.

¿Que qué extraño de ella? Simplemente todo.

Extraño su cabello tan hermoso y lacio. Extraño ese par de ojos tan hermosos y tan sensuales. Extraño sus labios carnosos, su cuello alto y elegante, su cuerpo tan exquisito y su color de piel tan verdaderamente alucinante.

Cómo desearía poder volver a estar a su lado. Poder compartir con ella momentos tan sublimes y a la vez tan hermosamente eróticos. El Sexo ya no es lo mismo para mi.

No me refiero propiamente al sexo como verbo en el Acto Sexual, sino al Sexo como un sustantivo como parte fundamental de la vida misma.

EL tan solo recordarla moviéndose tan estrambótica y sicalípticamente. Poder admirar como su vagina y su esfínter le provocaban tan deliciosos orgasmos, era estar en presencia de los dioses mismos.

Hoy solo me queda el fantasear, el soñar, el anhelar que en algún momento de mi corta o larga existencia pueda volver a poseerla en mis brazos.

La obscuridad y yo quedamos solos y es ese sentimiento tan intenso, en ocasiones tan insoportable, el que me deja sin entrañas, sin razón ni sentido alguno para seguir viviendo.

La obscuridad y yo solo compartimos eso que ahora tenemos en común: Vacío…

About the Author

Contribuyente invitado de Eroticcas. Envía tú también tu cuento de amor y sexo.

Deja un comentario.

Comentarios irrespetuosos o fuera de lugar no verán la luz del sol

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

You can use these XHTML tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>